Download Freewww.bigtheme.net/joomla Joomla Templates Responsive

Cuatro años de avances continuos

Escrito por

En estos días se cumplen cuatro años de la patriada del 28 de noviembre de 2012, cuando junto con los dirigentes más afines a nuestro pensamiento, tuvimos la valentía de autoconvocarnos para terminar con muchos años en los que el ajedrez argentino vivió una de sus épocas más negras. En ese momento la situación era caótica: no se realizaban las Asambleas ni los Campeonatos Argentinos, por la deuda con FIDE nuestros jugadores quedaban afuera del elo, la actividad era casi nula, los enfrentamientos entre dirigentes y con los jugadores eran constantes, y, en líneas generales, nuestro ajedrez parecía no tener salida.

En aquel 28 de noviembre, fui elegido para encabezar una gestión que, desde entonces, pudo cambiar radicalmente la situación del ajedrez argentino. Es normal acostumbrarse a las nuevas condiciones y olvidar la situación reinante en el 2012. Por eso, sin detenerme en los detalles de aquellas dificultades, me parece importante hacer un recorrido por lo hecho en estos cuatro años. Esto servirá para ver con más claridad, los inmensos cambios ocurridos en este período.

Lo primero que quiero resaltar es el saneamiento económico. Recibimos una FADA al borde de la quiebra y tenemos hoy una FADA sin deudas, con alrededor de 450.000$ en caja. Esta decisiva mejora nos permitió cumplir con todo tipo de compromisos, tanto frente a la FIDE, como ante los jugadores y la comunidad ajedrecística local. Se realizaron todos los Campeonatos Argentinos, incluyendo el que había quedado pendiente en el 2012 por la gestión anterior. Se volvió, en los Absolutos, a las finales cerradas que habían sido dejadas de lado y que representan el torneo más importante del país, facilitando a nuestros jugadores la posibilidad de conseguir normas para títulos internacionales. A las Finales Femeninas volvieron las mejores jugadoras de nuestro país, que llevaban años sin participar de estos eventos. En la Final Absoluta 2015, se consiguió el promedio elo más alto de la historia argentina. En las Olimpíadas de 2014 y 2016, los jugadores recibieron sus pasajes y sus viáticos, con la debida anticipación, permitiendo a nuestros representantes planificar las cosas con tranquilidad y dedicar su tiempo a la preparación deportiva. Está claro que esto debe ser la norma y no la excepción, pero para un ajedrez argentino que no lograba algo así desde muchos años atrás, creo que merece ser destacado.

Por supuesto nuestros jugadores nunca más volvieron a salir del elo. Los compromisos con FIDE se pagan puntualmente y las relaciones con la Federación Internacional son inmejorables. Pero, como sabemos que el manejo correcto de la situación económica, es condición necesaria, pero no suficiente para la marcha de una Federación, otro punto en el que pusimos especial énfasis, fue la regularización de la situación jurídica.
Esto podemos dividirlo en dos aspectos; el político y el burocrático. Desde el punto de vista político se terminó con las divisiones y el odio que consumieron más de tres décadas de la vida ajedrecística de nuestro país. Las asambleas ya no son impugnadas, otro hecho que tendría que ser natural, pero para el ajedrez argentino es inédito. En la última elección de Presidente fui votado por unanimidad, lo que demuestra un acuerdo otrora impensable respecto de la autoridad máxima de FADA. La cantidad de afiliadas en situación regular, no llegaban a diez, ahora son cuarenta y siete, algo fundamental si queremos que nuestro ajedrez sea verdaderamente federal. Se le dio lugar a la afiliación directa de los Clubes, lo que representó un soplo de aire fresco para muchas regiones que se encontraban desde hace años en situación de conflicto. Se aprobó un nuevo Estatuto, también votado por unanimidad, lo que nos ayuda a modernizar los instrumentos que disponemos en términos de conducción.

El segundo aspecto de la cuestión jurídica, es la parte burocrática. Los ajedrecistas no fueron nunca muy propensos a poner la energía necesaria en este punto, que a veces, equivocadamente, consideraron irrelevante. Presentar todos los papeles en tiempo y forma es esencial para el funcionamiento de una Federación. Hemos cumplido a rajatabla con estas obligaciones, lo que sin duda nos demandó mucho tiempo y esfuerzo, pero valió la pena, ya que actualmente tenemos una situación impecable, tanto ante la Inspección General de Justicia, como ante la Secretaría de Deportes de la Nación. Esta mención, nos permite pasar al siguiente punto, que son las relaciones que mantuvimos con entidades y sponsors, que, en estos cuatro años, ayudaron a que mejoren sustancialmente las condiciones de nuestros principales deportistas.

Gracias a la aceitada comunicación mantenida con la Secretaría de Deportes, se consiguió un importantísimo aumento en la cantidad de becas deportivas, que pasaron de 24 a 35, lo que implica casi un 50% más. Son otros 11 deportistas que reciben un dinero mensual, lo que les otorga mayores facilidades para dedicar su energía al continuo perfeccionamiento deportivo. Sumado a esto, se consiguieron por primera vez becas para entrenadores, que permitieron la creación de las Escuelas Deportivas, algo inédito en nuestro país. Catorce Escuelas distribuidas en todo el país, que implican un sueldo para el entrenador y capacitación para nuestros jóvenes más destacados.

La búsqueda de mejoras con aportes provenientes de distintos lugares, no se agotó en esto. Nos relacionamos con nuevos sponsors de gran jerarquía como son: Adidas, Provincia Net, Gatorade y Sierra de los Padres, que nos proveyeron, en distintos eventos, de indumentaria y calzado deportivo, soporte técnico y catering. Nuestra filosofía es mejorar de modo continuo, a veces poco, a veces mucho, pero siempre mirando hacia un horizonte ideal.
Por supuesto algo esencial para medir una gestión es la actividad deportiva en general. El crecimiento de estos años fue exponencial. Los más importantes, sin dudas, son los torneos del calendario FIDE.En este período, en argentina se disputaron nada menos que seis, con otros dos previstos para el año próximo: Continental Femenino 2014, Copa Latina 2015, Zonal Femenino 2015, Panamericano Blitz 2016, Panamericano Rapid 2016, Panamericano Amateur 2016 y están confirmados el Zonal Absoluto 2017 y el Continental Femenino 2017.

Se disputaron Campeonatos Argentinos de nuevas categorías como Blitz, Senior, Veteranos y Amateur. Las Finales de las Categorías Sub 18, Sub 16, Sub 14 y Sub 12, se organizaron por Sistema Americano, con todos los jóvenes disponiendo de alojamiento y comida gratuita.
A tal punto llegó la actividad y el crecimiento de los ID argentinos y los eventos publicados en ChessResults, que esto tuvo una mención especial en Fide y Fideamérica, quienes reconocieron a la argentina como un país con una actividad desbordante.

Es natural esperar que las mejoras en las condiciones de los ajedrecistas, redunden en mejores resultados deportivos. Pero todos sabemos que eso lleva su tiempo. Es probable que para ver plasmado en resultados, el verdadero alcance de todo lo que se está haciendo, aún falten 3 o 5 años más, cuando los jugadores surgidos durante estos años lleguen al pico de su carrera, cuando muchas de nuestras promesas que concurren a las Escuelas Deportivas se conviertan en realidades, cuando llevemos una década continua de hacer las cosas bien. Pero ya en este primer período, se pudieron notar importantes cambios en las actuaciones internacionales de nuestros mejores representantes.
En 2014, Alan Pichot consigue para Argentina un título mundial individual, luego de 22 años, al coronarse en la categoría Sub 16. Con los Continentales ganados por Carolina Luján en 2014 y Sandro Mareco en 2015, Argentina logró la hazaña de tener, al mismo tiempo, los dos campeonesdel continente americano. El equipo olímpico absoluto logró en 2014, su mejor ubicación de los últimos veinte años.  En 2014 Pablo Acosta se convierte en el Maestro Internacional más joven de la historia argentina al coronarse Campeón Sudamericano Sub 18, con solo 14 años. En 2015 Alan Pichot se convierte a su vez, en el Gran Maestro más joven de nuestra historia, al obtener su tercera norma en el torneo Continental.

En estos cuatroaños nuestro país tiene cuatro nuevos Grandes Maestros: Alan Pichot, Carlos Obregón, Martín Lorenzini y Alfredo Giaccio. De Alan ya hemos hablado. Para Obregón y Lorenzini no fue necesario viajar para conseguir sus normas definitivas, pudieron hacerlas aquí, en su país, gracias al aumento de la cantidad de torneos internacionales de jerarquía, en el caso de Carlos y a la vuelta de las Finales Absolutas Cerradas en el caso de Martín. Pero quizás la situación más emblemática, sea la de Alfredo Giaccio. Alfredo consiguió su última norma en el año 2008, pero debido a la desidia dirigencial reinante en aquellos años, su título nunca había sido tramitado. Subsanamos esta injusta irregularidad, ya en los primeros meses de nuestra gestión.
En este 2016, Argentina logró dos oros en los Panamericanos de la Juventud, luego de más de una década sin conseguir ninguno. Franco Villegas se coronó Campeón Panamericano Sub 18 y JuliánVillca hizo lo propio en la categoría Sub 16.

Conducir la Federación Argentina de Ajedrez, implica estar atento a una enorme cantidad de cuestiones. No es posible dejar de lado, por ejemplo, los temas concernientes a la ética deportiva. Cuando nos hicimos cargo de FADA, nuestro ajedrez estaba plagado de denuncias sobre arreglos, con reclamos que llegaban incluso a la FIDE. Hoy, también eso fue completamente saneado. Y no fue sencillo lograrlo, ya que son situaciones a menudo muy delicadas, porque lo que para todos puede ser evidente, no siempre es fácil de probar. Pero una vez más, actuar con seriedad y responsabilidad, pero también con ejecutividad, mostró ser el camino correcto.

La ética está vinculada a los temas arbitrales y también aquí hubo sustanciales mejoras. Lo esencial, fue dejar de concentrar toda la actividad federativa en uno o dos árbitros, permitiendo que todos tengan su lugar. Como muestra de esto, las cuatro Finales Argentinas Absolutas, tuvieron cuatro árbitros principales diferentes. Pero además se autorizó a dirigir torneos, a árbitros nacionales y regionales, que antes debían acudir a la “supervisión” de árbitros internacionales que realizaban su tarea desde la Capital Federal, impidiendo de este modo el desarrollo de la actividad en las provincias.

Se enviaron por primera vez torneos rapid y blitz al elo, un cambio que FIDE venía implementando y al que Argentina aún no se había sumado antes de nuestra llegada.
También hubo muchos cambios positivos en la comunicación, acentuados en este 2016, con la incorporación de jóvenes en el manejo de las redes sociales, que realizan la tarea de una manera moderna y efectiva. Prueba de esto fue la excelente cobertura realizada en la Olimpíada 2016.

En 2015 se realizó por primera vez en Argentina un curso de Fide Trainer, lo que permitió jerarquizar la actividad de los entrenadores, contando actualmente, en distintas regiones de nuestro país, con titulados en todos los niveles establecidos por la Federación Internacional de Ajedrez, desde Fide SeniorTrainer, hasta Instructores de Desarrollo.

También se le dio lugar, en estos cuatro años, a aquellas cuestiones de forma que sirven para expresar un reconocimiento a quienes se destacan. De allí la idea implementada de las Copas Itinerantes de los Campeones Argentinos, que recientemente pasaron unos meses en San Luis, por la obtención de los Campeonatos Argentinos 2016, por los representantes de esa Federación, Diego Flores y AyelenMartinez. Todos los años se premia al ajedrez argentino, en una fiesta que nos permite acercarnos y reconocernos a todos, como parte de una misma comunidad en desarrollo y crecimiento permanente.

Fueron cuatro años intensos en los que se avanzó muchísimo. Estamos ante un punto de inflexión, ya que es el momento de consolidar y perfeccionar lo logrado, evitando caer, otra vez, en errores del pasado.
Todo lo que se hizo, fue posible gracias a un gran equipo y al trabajo mancomunado, en el que todos pusieron su granito de arena.  

Mario Petrucci
Presidente de FADA


El presidente de la subcomision de Ajedrez del club Ferrocarril Oeste, Federico Messina, entregó una plaqueta
en reconocimiento
al presidente de FADA Mario Petrucci en la asamblerealizada el día de ayer.


Representantes de federaciones y clubes afiliados a FADA se hicieron presentes en la asamblea del 5/11/2016


El Secretario de FADA Sergio Slipak junto al presidente Mario Petrucci y el tesorero Alejandro Nogues.


El Vice-Presidente de FADA Daniel Menón junto a los representantes de las federaciones y clubes afiliados en la asamblea.