Fernando Peralta, el nuevo monarca del ajedrez argentino

El Gran Maestro Fernando Peralta se consagro campeón de la edición 95º del campeonato superior de ajedrez tras un frenético desempate contra Leonardo Tristan. La web de FADA habló con el Nº 1.

GM Fernando Peralta.

Fernando Peralta y Leonardo Tristan terminaron en la primera posición al cabo de 11 jornadas, y tuvieron que ir a un desempate. El primero de ellos se impuso en dos partidas con ritmo semi rápido, de 15 minutos para cada competidor con un adicional de 10 segundos por cada movimiento. De esta manera, el representante del Club Obras en la Liga Nacional conquistó su tercer Campeonato Superior de Ajedrez en su historia.

La web de FADA dialogó con el campeón y contó sus sensaciones: “De los tres campeonatos superiores que conseguí, este fue el que más contento me dejó y el que mas disfrute porque sé de los sacrificios de toda índole que tuve que hacer para estar presente. Y especial tambien porque lo gane el dia de mi cumpleaños”.

“En la previa sentía que podía tener posibilidades, pero veía que era un torneo muy abierto, de hecho no me equivoque al pensarlo así. Hubo muchos jugadores que podrían haberlo ganado, ya sea por su nivel de madurez en el deporte o por el nivel fuerte que arrastran durante el año. Las partidas fueron todas muy complicadas y, el desempate, tenso”, manifestó el Gran Maestro, que solamente perdió contra el GM Federico Perez Ponsa en la tercera jornada.

El ajedrecista de 42 años, que ganó dicho certamen en 2006 y 2018, analizó la definición que lo hizo quedarse con el titulo frente a Leonardo Tristan: “Los dos intentamos a nuestra manera jugar de manera directa, agresiva; es muy complicado psicológicamente jugarlo todo en media hora de lo que venís trabajando hace mas de 10 días, pero así son las cosas. Hay que adaptar la cabeza, hacer el cambio y tratar de pensar solamente en hacerlo lo mejor posible. Fueron partidas con mucha tensión”.

Por último, Fernando Peralta (ELO 2573) destacó su labor en el 2021: “Debido a las circunstancias, jugué muy espaciado, pero todos los torneos fueron positivos. Estudié mucho para las pocas partidas que disputé, pero ahora me doy cuenta que valió la pena. Cumplí un objetivo importante”.